Actividades Extraescolares

Se acerca a vuelta al cole y muchos padres están buscando, comparando y seleccionando qué actividades extraescolares van a realizar sus hij@s durante el curso escolar.

Las razones para escoger actividades, para nuestr@s hij@s, después del colegio son varias:

  • Dificultades de conciliación,
  • Intereses y motivación de los niñ@s,
  • Interés de los padres por ampliar conocimientos en alguna área,
  • Necesidad de reforzar alguna materia, etc

 

En general, la gran mayoría estaremos de acuerdo en que las actividades extraescolares son positivas para los niños por varios motivos tales como:

aprendizajes, socialización, disfrute, motivación, cooperación…

Ahora bien, hemos de tener en cuenta de qué manera son elegidas y llevadas a cabo. Si orbitan alrededor de las necesidades y deseos de nuestr@ hij@ y no de las nuestras y si conviven en equilibrio con la vida de los pequeños.

Para que las actividades den respuesta a necesidades o deseos reales de nuestros hijos, teniendo en cuenta que se realizan en su tiempo libre, éstas deben ser escogidas por ellos.

Resulta imprescindible preguntar a los niños qué les gusta y qué quieren hacer dado que son ellos quienes van a realizar las actividades y no nosotros, los padres, por muy buenas intenciones que tengamos.

Si no lo saben es buen momento para que vayan probando diferentes actividades e ir encontrando aquellas en las que se sienten a gusto o la que va con ellos.

 

Si nuestros gustos y preferencias  son nombrados cuando somos pequeños, de adultos nos será más fácil saber qué queremos y deseamos (en ocasiones tarea bien complicada, ¿cierto?).

Estarás de acuerdo conmigo en que tienen todo el derecho en decidir cómo van a pasar su tiempo libre, ¿verdad?

 

Sinceramente a mí me disgustaría bastante que viniera mi madre a informarme que después del trabajo me ha apuntado a natación porque es bueno para mi espalda y a inglés porque he de dominar otra lengua. Sin consultarme ni tener en cuenta que yo quiero, por ejemplo, hacer baile o yoga porque me ayuda a desconectar o porque simplemente, ¡me encanta bailar!

De la misma manera, entiendo que a mis hijos tampoco les parecería bien tal acción. Estoy segura de que prefieren formar parte en la toma de decisiones porque al fin y al cabo quien va a realizar la actividad son ellos, no yo. Con indiferencia de si tiene 3 o 10 años… si se les muestran alternativas y se les deja escoger, l@s niñ@s tienen claro aquello que desean hacer. Ell@s están mucho mejor conectados con sus deseos que los adultos. Es nuestra labor preservar esa conexión genuina con ellos mismos.

Otro aspecto a tener en cuenta es el de no sobrecargar a nuestr@s hij@s con actividades.

Últimamente me encuentro, en la consulta, niñ@s estresados por tener una agenda más apretada que la de un/a alt@ ejectuvi@.

Algunos me han llegado a decir que no tienen tiempo libre para estar sentados… ¡sin hacer nada en el sofá!

El agotamiento es destructivo para todos, para nuestros niños también. Aprovechar el tiempo es importante del mismo modo que tener tiempo para repararse y descansar.

Los papás y mamás, queremos que nuestr@s hij@s sean personas a las que les vaya bien en la vida y por eso queremos que, en su infancia ‘aprovechen’ el tiempo aprendiendo un idioma, música; hagan deporte porque es bueno hacer deporte, teatro, robótica, etc

Nos centramos en que adquieran el máximo conocimiento y nos olvidamos de dejar el espacio necesario para crear. El tiempo suficiente para que puedan encontrar y mostrar aquello que realmente son y quieren ser.

Los niños necesitan aprender a vivir desde la pausa, la consciencia, la reflexión y no desde las prisas y el estrés.

De verdad, ¿crees que es un sano aprendizaje, salir corriendo del colegio para ir al extraescolar del que una vez finalizado iremos corriendo para casa a hacer deberes  para poder cenar e ir pronto a la cama y así poder estar descansados y afrontar el día siguiente?

Un sinsentido total.

 

¿Porque convertimos a los niños en mini adultos?

 

Es necesario el descanso, relax, aburrirse para poder tener ideas, ser creativos.

Con esto lo que quiero decir es que prestemos atención al cómo realizamos dichas acciones durante el día y qué es realmente lo que estamos enseñando a nuestr@s hij@s, si nos vale la pena o estamos pagando todos, pero sobretodo ellos, un precio demasiado alto.

Cómo en todo en la crianza y educación de los hij@s tranquilidad, conectar con mi/s hij@s y buscar siempre el equilibrio.

¡Os deseo un feliz y maravilloso curso!

¡Si te ha gustado no dudes en compartir!

Y seguirme en Facebook.

 

Comentarios cerrados.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies