Cómo tener más paciencia con los hijos.

¿Es posible cultivar la paciencia?

Seguro que estás de acuerdo conmigo en que para criar tu hijo/a es necesario tener una recarga ilimitada de paciencia.

La teoría es muy bonita y útil pues nos ayuda a saber, entender y reflexionar. Pero luego aparece ese instante terrible donde le sueltas un grito a tu hijo/a, resoplas o le dices un: ‘porque soy tu madre y punto’. ¿Te resulta familiar?

Bien, pues te diré que por suerte o por desgracia no somos robots. Somos personas de carne y huesos. Con anhelos, necesidades y sentimientos que notamos el cansancio y la frustración y que no siempre estamos, ni debemos estar, en el mismo estado neutro cómo si fuéramos una seta.

Ser conscientes de cuando nos flaquea la paciencia será la clave para poder poner en marcha soluciones que alejaran la culpa y las situaciones desagradables cuando nuestros hijos más nos necesitan.

En el vídeo de hoy te ayudo a ser consciente de esos momentos y buscar soluciones.

¡Vamos!

Y si necesitas trabajar más a fondo tus boicoteadores de paciencia y bienestar. Es decir, aquello que te impide ser la mujer y la mamá que deseas ser. Vete rápidamente a ojear mi Programa Mamá Feliz en el que mamás como tu están tomando conciencia de sus flaquezas e ideas destructoras y poniendo en marcha soluciones que mejoran su vida y la de su familia. ¡La transformación es soprendente!

 

 

2 comentarios

  1. ROCIO
    julio 30, 2018

    Hola Patricia, me parece super interesante lo que has comentado para tener paciencia. Yo llego a un punto que me pongo a chillar cuando no puedo más y luego me arrepiento. Pero hay situaciones en que es dificil ser flexible: si tienes que ir al trabajo, y dejar a la peque en la guarderia y te dice que es que tiene que peinar a sus bebés antes de salir a la calle….. Esos 5 minutos son muy importantes para no llegar tarde!!!!! Y situaciones así me desbordan.

    Responder
    • PatriciaSanchez
      agosto 2, 2018

      Hola Rocío cielo.
      Te entiendo perfectamente. Las prisas nunca juegan a nuestro favor y nos minan mucho la paciencia. Una buena opción es anticiparse y levantarse un poquito antes para poder empezar el día más relajadas. O también dar alternativas a tu hija para que pueda tolerar la situación y colaborar a que todo siga fluyendo. Muchísimas gracias por tu comentario. Nos seguimos viendo por aquí. Un abrazo. Patricia

      Responder

Deja tu comentario

Tu correo electónico no será publicado. Los campos obligatorios estan marcados con un *



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies