5 razones por las que no decir a tus hijxs que Papá Noel o los Reyes les están vigilando

“Pórtate bien que Papá Noel / Los Reyes Magos te están vigilando”.

 

¿Alguna vez has usado este recurso para corregir la mala conducta de tus hijxs?

 

Te voy a dar 5 motivos por los que no es buena idea utilizar este recurso:

 

#1. No hay un objetivo pedagógico. Al crear una relación causa-efecto entre el comportamiento y los regalos, le estás enseñando que en la vida hay que actuar bien para obtener algo a cambio, y no por el valor ético del buen comportamiento.

 

#2. Provoca incomodidad. ¿Cómo te sentirías si en el trabajo te dijeran que te están vigilando con cámaras y que, si ven un mal comportamiento, te bajarán el sueldo? Esa misma sensación de incomodidad y estrés es la que pueden sentir tus hijxs si les dices que Papá Noel o los Reyes les están vigilando. 

 

#3. ¿Dónde queda tu rol como padre o madre como responsable de su educación? Si “delegas” la responsabilidad de ocuparse de los comportamientos de tu hijx a un ente desconocido, que ni siquiera se ve, te estás retirando del rol de persona que vela por su educación.

 

#4. Condicionas la ilusión. La Navidad es un momento de pura magia. Todo lo que rodea a los regalos es mágico para lxs niñxs: dejar los polvorones en la puerta para que se los coman los Reyes, irse a la cama con la emoción de encontrar los regalos a la mañana siguiente, los nervios al romper el papel de regalo… No es el momento de romper esa ilusión para obtener el comportamiento que esperas de tu hijx.

 

#5. ¿Qué vas a hacer si tu hijx no se comporta como le has pedido? Lo más probable es que tu hijx olvide lo que le has dicho sobre “portarse bien” y se comporte fuera de tus expectativas. Cuando eso ocurra ¿vas a cumplir tu promesa y le vas a dejar sin regalos? Seguro que no tienes intención de hacerlo. Entonces, cuando reciba los regalos ¿qué puede pensar tu hijx? Se sentirá confundidx, porque tú le has dicho que si no se portaba bien no le traerían nada, pero resulta que sí se lo han traído.  

 

Si deseas que tu hijx colabore más contigo, te propongo 3 estrategias que te van a funcionar mejor:

 

#1. Ajusta tus expectativas de conducta a la edad de tu hijx, su etapa evolutiva, la situación familiar, cómo se siente… De este modo evitarás ponerle expectativas que en realidad no puede cumplir.

 

#2. Si no se está comportando como esperas o tiene “mala conducta”, trata de entender el porqué. Ve más allá de lo que ven tus ojos. ¿Qué te estará queriendo decir tu hijx con ese comportamiento?

 

#3. Practica la escucha activa. Mírale a los ojos, haz que sienta que toda tu atención está en él/ella y escucha lo que tiene que decirte. De este modo se sentirá comprendidx y aceptará de mejor grado cuando debas decirle “no”.

Y si quieres conseguir mejor colaboración de tus hijxs y saber cómo poner límites y gestionar los enfados y mal comportamiento de tu hijx, ahora puedes aprenderlo todo con el CURSO DEL ESTALLIDO A LA CALMA. Guía y herramientas para gestionar los enfados de tus hijos sin perder los nervios y acompañando con respeto. Con descuento, aquí.

Los recuerdos de las Navidades son un tesoro que tus hijxs guardarán para siempre. No dejes que un “pórtate bien que si no los Reyes no te traerán nada” rompa la magia.

Prioriza tu paz.

Deja tu comentario

Tu correo electónico no será publicado. Los campos obligatorios estan marcados con un *